domingo, 3 de abril de 2016

La esposa preguntona

·Ella: ¿Qué harías si me muriera?

·Él: Te guardaría luto.

·¿Durante mucho tiempo?

·Muchísimo tiempo.

·¿Por qué?

·Porque te quiero y tu pérdida sería muy dolorosa para mí.

·¡Qué bonito! ¿Volverías a casarte con otra?

·No.

·¿Por qué? ¿No te gusta estar casado?

·Sí, me gusta.

·Entonces ¿te volverías a casar?

·Mujer, si me lo preguntas así, creo que después de haber guardado luto durante el tiempo suficiente y que mi vida volviera a tener sentido, sí, probablemente me volvería a casar.

·¿Reemplazarías mi foto en la mesilla de noche?

·No, por supuesto, pondría las dos fotos.

·Y... ¿Le darías mis palos de golf?

·No, eso no, porque es zurda.

·¿¿¿¿¿¿ Qué ??????

1 comentario:

maribel dijo...

Genial, me recuerda a los monólogos del club de la comedia, preguntas que nunca debes hacer, ¿cariño estoy gorda? ¿pero más gorda que esa?...je, je